EL MECHERO BUNSEN

   Los Urrutias, Guardamar de Segura, Málaga, Cartagena, Jaén y el Monasterio de Piedra (Zaragoza), cuando era niño, de vacaciones con la familia.

  La Riba (Tarragona), campamento de la Falange, donde experimenté los aires marciales.

  Mallorca, viaje de fin de curso de 6º de Bachillerato.

  Vilaller (Valle de Arán): paseando por un camino, una vaca acosada por las moscas me tiró a las zarzas de un riachuelo, rompiéndome la rodilla.

  Valencia, en Fallas, soy atrapado en el lavabo de un tren con una joven.

  Híjar y Calanda (Teruel), en varias ocasiones, con amigos y novias, para ver los tambores en la Rompida del Jueves Santo.

  Madrid, para estudiar en el CHA (Colegio de Huérfanos de la Armada) oposiciones a la Academia de Marina.

  Vuelta a España, incluido Portugal, con mi mejor amigo Frank, el más divertido de todos, libre y golfo.

  Madrid, para ver actuar a los Rolling Stones en el estadio Vicente Calderón.

  Amsterdam, con un amigo reprimido que me fastidió el viaje.

  Calella de Palafrugell, siguiendo las huellas de los viajes de Josep Pla.

  Cáceres, Alcantarilla, Costa de Murcia, Alcalá de Henares, durante los 20 meses de estancia en la Brigada Paracaidista (BRIPAC)

 Salamanca, Laredo, Málaga, San Clemente, lugares de maniobras con la BRIPAC.

Cabo de Gata, dos veces con mi novia Maria del Mar, en el primero llegamos a Almonte, pero no pudimos entrar en Portugal.
Les Borges Blanques (Lleida), para trabajar en la "collita" de la aceituna.
Ciudad Encantada (Cuenca) y nacimientos de los ríos Cuervo y Tajo, con la novia María del Mar.
Argelia, la única aventura que he tenido en mi vida.
L’Escala y Roses, donde trabajé en el puticlub Gran Escala 2000.
Normandie, donde viví tres meses con la novia francesa Isabelle, en una casa en el campo rodeada de pastos y vacas.
Cabo de Gata (Almería), con Isabelle, una promesa hecha antes de cortar la relación sentimental.
Madrid, para examinarme de unas oposiciones a TeleMadrid.
Valencia, para examinarme de unas oposiciones a la Televisión Valenciana
Grecia, buscando comunicarme con los Dioses del Olimpo.
Sierra de Cazorla (Jaén) y Extremadura, viaje de carácter naturalista con mi hermano, tras la berrea de loas ciervos.
París, invitado una semana por mi ex Isabelle.
Praga, para conocer un país satélite de la extinta URRS.
Trillo (Guadalajara), para limpiar el reactor de la Central Nuclear.
Cuba, buscando a las diosas de ébano, y descubriendo las miserias de una dictadura comunista.
Beceite (sur de Tarragona), fin de semana con mi novia Natalia.
Mallow (Irlanda), para trabajar de reponedor y aprender inglés.
Clonakilty (Irlanda), para trabajar limpiando habitaciones en un hotel.

Setcases (Lleida), fin de semana con la novia Marta.
Andorra la Vella, numerosos viajes, por trabajar ocho meses en un hotel.
Montségur (sur de Francia), cita con el espíritu de los cátaros, los hombres buenos.
Morella (Castellón), fin de semana con la novia Marta.
Covaleda (Soria), intento de vuelta a España en moto abortada al quedarme atrapado por intensas nevadas.
Marrakech, un viaje a otro mundo y otra época, a “Las mil y una noches”.
Alcanar (sur de Tarragona), fin de semana con la novia Maribel.
Zaragoza, para conocer a una argentina gordita.
Madrid, para conocer a la madre coraje de Pedro Muñoz (Ciudad Real).
Madrid, viaje sin sentido, que debía haber hecho con Maribel, donde me encontré con Fina, de Teruel.
Estados Unidos, para cabalgar por los mismos caminos que John Wayne en Centauros del desierto.
Madrid, para conocer a una sevillana que tomaba farlopa: llegué a la 1 AM y regresé a las 3 AM.
Besalú (Girona), fin de semana con la ex Marta.
Segovia, para encontrarme con Waldina, desde allí fuimos a la Sierra de Francia (Salamanca).
Un pueblecito de Salamanca, cuyo nombre no recuerdo, para conocer a Cira: llegué a las 7 PM y regresé a la 1 de la madrugada.
Artés (Manresa), concentración motera del grupo Rebels.
Alcalá de Henares, concentración motera del grupo Rebels.
Pina de Ebro (Zaragoza), concentración motera “Perros del Ebro”.
Teruel, fin de semana con la rumana Ionana.
Cuenca, concentración motera del grupo Rebels.
Madrid, para conocer a Waly, la indonesia musulmana.
Petrer (Alicante), para conocer a la alemanota Petra, llegué a las 11 PM y regresé a la 1 de la madrugada.
Torrent (Valencia),  para conocer a la nigeriana Osa, llegué a las 7 PM y regresé a la media hora.
Riga (Letonia), para conocer a Tamara.
Sicilia, en moto.